Me he ido lentamente de esta vida,

 

mirando menos cada vez hacia atrás,

 

Dejando bellos sueños en olvido,

 

Guardando alas sin volar jamas.

 

 

Madrid, 2013


 

Cuando  

 

Cuando tus manos tocan mi alma,

Cuando tus ojos cubren mi piel,

Cuando tu canto siente mis alas,

Cuando tus verbos saben a miel…

 

Todo y nada es un milagro,

Hace a un ciego ver,

Es cuando eres, un mar infinito,

Junto a mí ser.

 

Madrid, 2012



 

 

El salvamento

 


Entre las figuras estrafalarias
En los montones de nieve nubosa
Veo tu cara,
Pensativamente mirando a las orillas
De los valles celestes.

Solo estas vagando libremente y con negligencia
Entre el tiempo de las llanuras espesas,
Potente, orgulloso y rebelde,
El dueño de si mismo.
El señor de tus mundos y sus acontecimientos.

¿Eres un peregrino, un preso, un caballero eterno?
¿Quien eres?
¿El que ha perdido la paz consigo mismo
En la lucha de los sufrimientos?

No se agotaran los recuerdos de todas las pruebas del siglo.

 
Extirpando la debilidad de ver
En el precipicio desierto de las pupilas
el parpadeo deslucido del ocaso,
el vibrato nervioso de la respiración
De la carne sangrante,
Me rompo a volver lo que se ha ido.
¿El regreso ansío o lo temo?

Te vas silenciosamente. No hay misericordia. 
 
Rezo.
Reza.
Crucificado.
Crucificada.
 
En el grito silencioso corriendo
La paga irreparable.
Un salvamento sólo es sagrado.
Amar. Como se, como puedo.
 
(Traducción del ruso)
Barcelona, 2013

 

Estas

 

 

Estas

Y nada en esta vida importa más que el amor.

Clavado en el cielo,

Atravesando mar y tierra

Irradia luz de una estrella

Tan infinita y eterna,

Haciendo un planeta nuevo,

Llamado por tu nombre.

  

Esta.

Creando horizontes de mas allá de esta vida,

Hace vibrar miles de almas

Para esculpir un nuevo mito,

Un sueño, una utopía, un nuevo mundo

Que desvía, que ansia la realidad

Por su verdad.

Perfecto, bello y profundo

De energía y de pureza

Alegre une universos

Con armonía.

 

La libertad su nombre canta en el vacío, brotando flores.

Todo vivo por su valor. Existe. Eres. Soy. Amor.


                                         

Instante

 
Cuento tus pasos misteriosos
en la agradable soledad del silencio.
No respiro, y sólo tormentos dulces 
me acarician el pecho al verte. 
 
Como el oído es agitado por la voz, 
así su música aturde mi razón. 
Y cuerpo fuerte, 
y manos de cariño, 
y todo en ti para arder contigo. 
 
 

(Adaptación de Óscar Sevilla)

Madrid, 2012

 
El ocaso del serbal
 

El ocaso del serbal ha conquistado el cielo,

quemando las nubes hasta la negrura.
Como el sueño en el sueño. ¿Acaso estaba yo, estabas tú, 

enredado en sueños de amor hasta el sueño profundo?

 

Separadas, quedaron heladas las ilusiones, 
se han cubierto, agapazapadas por siglos.
Se rompen las lágrimas de nácar,
que caen de una flor moribunda.

 
Entre dos anillos quedó colgada el alma,

quedó de niebla prieta velado el camino.
Vibra en el corazón, tañido apenas audible,
la despedida, bajo sentencia clavada.

 

Me aferro al cielo con brazos firmes,
si sueño que tocan las nubes tus hombros,

cuando las llamas de la Luna y el Sol se desvanecen,
y vuela la ceniza de mi música.
 
(Adaptación de Óscar Sevilla Álvarez)

Rusia, 2013

 

 

 

 

 

 

           

                 Creador

 

 

Para Anatoliy Semochkin

 

 

Está curtida por el aire la piel, la mirada en la profundidad de аdentro,

Donde los abismos de las resonancias, enlazándose,

Esculpen un diamante de la belleza celeste,

a través de los almas de las cuerdas irrumpiendo 

 

al mundo de los brillos de las sombras, carnaval absurdo de las

repugnantes  máscaras de Hades, 

donde un cínico es el héroe y un lacayo

llena de indiferencia la jarra derramada ...

 

Aferrándose al viento con la omnipotencia de un luchador,

Euterpe, implorando, presta  atención 

Al salvamento de los almas de la mascarada del ciego. 

No es eterna su carga!

 

El tiempo pondrá a su sitio todo, 

Tirara la podredumbre por los tubos!

Sólo la voz del Universo en la música del Creador

Aquí y allá, no será olvidado.

 

(Adaptación de Óscar Sevilla)

Moscú. Agosto, 2011 

 


Sadora

 

Para Sergey Sadov 

 

 

Tu tienes amistad con la lluvia,

El viento salvaje y el bochorno - todos son hermanos tuyos,

Y las ventiscas, las coquetas de la nieve,

A porfía te remolinean en el columpio

 

De la nube transparente del grabado maravilloso,

De la creación de las sirenas de Mеlpómene,

Y las musas de la belleza misteriosa

Agasajan la copa bohemia.

 

Bajo los sonidos de la plata divina,

Que dispersándose con los abalorios,

Al compás de un vals blanco da vueltas, atrayendo,

La santa enigma de Sadora*.

 

 

*Sadora – una guitarra con dos mástiles creada por músico callejero Sergey Sadov del Viejo Arbat de Moscú. El nombre del instrumento proviene de su apellido.

 

 

Moscú. Agosto, 2011